El campeonato Copec RallyMobil es uno de los pocos que en la clase que admite a los vehículos Rally4, usualmente dominada en todas partes por Peugeot, ofrece duelo de marcas entre los productos franceses y Opel.

Aunque también existen Ford Fiesta con esta configuración, la venta de éstos aún no se ha popularizado. En Sudamérica, Luigi Contin ha apostado por el Clio de Renault, agregando uno de ellos a dos unidades Rally5 que posee su equipo, Gianni Racing, con las que compiten tanto en el torneo nacional de su país como en el Sudamericano. El uruguayo no descarta, de repente en algunas de las carreras largas en la Región del Biobío, medir al producto del rombo contra el resto de sus pares.

Dentro de la clase RC4 de Codasur, Contin es el líder con tres competencias disputadas. Empezó el año en el Rally Trans-Itapúa (Encarnación, Paraguay) dominando entre los coches de tracción simple con el modelo Rally5, prueba que dominó con el total de puntos que podía recoger, al igual que la de este mes en Brasil, el Rally de Erechim.

Estrenó el Rally4 a poco de su arribo a tierras charrúas, en ocasión del Rally de Mina Clavero (Córdoba, Argentina), donde venía haciendo muy buenos tiempos hasta que se retrasó al mojarse un sensor de la bomba de combustible en un vado.

Tu apuesta por los Renault Clio de Rally de última generación se viene revelando como muy positiva, ¿verdad, Luigi?

Sí. La realidad es que los resultados han sido buenos con ambos autos. Rodrigo Fialho e Ignacio Gardiol me acompañan desde Uruguay con los Rally5 y les va bien. Yo empecé a usar el Clio Rally4 desde abril. Ni bien me llegó, lo estrené en Córdoba. En todos los casos, para atendernos en carrera viaja desde Chile Javier Muñoz. Este año, nos fijamos como objetivo salir a la conquista del título sudamericano, pero si los tiempos y el presupuesto dieran, me encantaría largar con este Renault una fecha del Copec RallyMobil. Casi siempre me toca participar una semana antes que lo que está previsto en el calendario Codasur, pero si se produce alguna modificación, me gustaría mucho. Logramos mediante Luca Pregliasco una relación óptima como adquirir algunas unidades, alquilar otras y contar con un surtido de repuestos en el taller.

En ese caso, sería más que interesante la rivalidad entre máquinas similares de Peugeot, Opel y Renault…

Claro. Estoy al tanto de lo rápido que ha crecido el parque de Rally4 en Chile y de quiénes son los principales animadores de su categoría en 2022, así que sin dudas me genera entusiasmo pensar en ir a pelear con ellos alguna vez antes de terminar el año. De pronto, organizarnos para la octava y última presentación sería lo ideal. Si todo saliera como hasta ahora, que tengo una ventaja de 52 puntos, trabajaría para esa causa.

¿En qué aspectos notaste más el paso del Rally5 al Rally4?

Fue gracioso al principio porque exteriormente son casi idénticos. Evidentemente, con el más chico hay que ser un poco más cuidadoso en los pisos más rotos, pero es muy rendidor y divertido. El Rally4 hace sentir el hecho de que tiene más potencia. No le cuesta embalar y te sorprende en qué poco tiempo llega a ser muy veloz en cualquier tipo de sectores. Los frenos son más grandes, así que los puntos de referencia al momento de aminorar la velocidad también cambian, lo mismo que la posibilidad de ser menos cauto con el terreno, ya que las parrillas de suspensión vienen más reforzadas. En Paraguay, nos tocó competir contra un 208 y un Fiesta y estábamos todos bastante parejos.

 

AUSPICIADORES