0

La primera etapa del Rally de Calle Larga emuló lo vivido en los caminos andinos de la Región de Valparaíso el año pasado en cuanto a la dificultad del piso y el consumo de los neumáticos que éste imprimió en todos y cada uno de los participantes. La principal diferencia entre agosto pasado y este fin de semana vino por el lado de la alta temperatura reinante, que también influyó en este sentido.

Pedro Heller y Pablo Olmos quedaron al frente de la clasificación general con un Citroën C3 Rally2 que le permitió al equipo Joker Rally meter a sus dos autos entre los tres primeros, teniendo en cuenta que detrás de los segundos, Emilio Fernández y Juan Manuel Sanhueza (Škoda Fabia) terminó Alberto Heller y Luis Allende.

Mientras que el tiempo neto del líder es 50m16.5s, la diferencia con sus perseguidores más inmediatos es de 10.9s y 17.2s con cinco de los diez tramos de la carrera disputados.

La jornada empezó con una exigente subida de casi 25 kilómetros, Túnel Tres, donde de inmediato muchos competidores se vieron en aprietos. A Martín Scuncio le faltaban unos cinco kilómetros para terminar cuando sus dos ruedas delanteras quedaron totalmente consumidas, haciendo que la dirección del Škoda se exija por demás y su cremallera se rompa. Como consecuencia de ello, el piloto de Point Cola Racing hizo el resto de los kilómetros con el volante muy pesado para llegar a la asistencia con las manos doloridas.

Mientras que el resto pinchó gomas en mayor o menor medida según el filo de las piedras que iban encontrando a su paso, algunas en la trayectoria ideal o en los internos de las curvas, nadie en absoluto quedó exento de este tipo de retraso.

Fernández era primero al cabo de la PE2 y después sufrió el tema del caucho como todos, lo que no le impidió llegar al parque cerrado en La Medialuna muy bien ubicado.

Alberto Heller se manifestó conforme con no haber padecido problemas serios, en cierta forma merced a haber sido cauto durante la mañana, lo que le rindió frutos en el breve parcial cronometrado que cerró la etapa.

Con muy buen ritmo, Vicente Israel y Matías Ramos (Citroën C3), únicos representantes de Monster Procircuit esta vez, se quedaron con una valiosa cuarta plaza, precediendo a al no menos meritorio Germán Lyon. Navegado por Sebastén Vera en otro C3, Lyon fue quinto en su mejor actuación parcial dentro de la clase superior. Sextos fueron Joaquín Ruiz de Loyzaga y Javiera Román en el Fabia de Rudel, en tanto que Eduardo Kovacs y Juan Pablo Monasterolo se situaron séptimos con un Škoda de CBTech.

Uno de los más damnificados en los primeros kilómetros, además de Scuncio, fue Jorge Martínez, quien junto a Alberto Álvarez fue víctima de un neumático pinchado cuando faltaba bastante par terminar, con lo cual su pérdida de tiempo fue masiva y lo relegó a duodécimo.

Heller dijo: “Estamos contentos en Joker de ver que los dos aparecemos en primer y tercer puesto hasta este punto del rally. Hemos encontrado ambos un buen ritmo y el equipo está más aceitado y comprometido con todo. La comparación con lo que hicimos acá en 2021 es válida, pero esta vez hace un poco más de calor. Aplicamos una estrategia en la que combinamos velocidad con regulación, que es lo que requiere un evento así. Teníamos una hoja detallada en lo que tiene que ver con los sectores más pedregosos. Lo de mañana debería ser igual o hasta más duro que lo de hoy”.

Patricio Muñoz y Miguel Recalt se sintieron más cómodos en auto propio (que les llegó a poco de verificar) y regresaron a la punta de la división RC4 con el Peugeot 208 Rally4 de Eme Racing. Su marca de 55m13.6s les permitió ser octavo en los cómputos y aventajar por 9.2s a Felipe Padilla y Sebastián Waeger en una máquina similar, incluso a pesar de andar un rato con un amortiguador dañado. El Opel Corsa de Luis Martínez y Juan Cruz Varela resultó tercero a 20.2s, pero tras haber perdido mucho más tiempo que ese con una cantidad récord en la etapa de cuatro pinchazos, que deja a los integrantes de Inde Racing con cuatro gomas disponibles para lo que resta.

Mario Parra y Matías Améstica (Peugeot) lograron parciales interesantes para ser cuartos, delante de Sebastián Silva y Sebastián Arancibia (primeros en R3 con Renault Clio) y un Diego Pérez acompañado por Andy Salvo que ya tempranamente había roto el neumático delantero derecho antes de darle paso en la trepada larga y angosta al resto de sus rivales.

Muñoz detalló: “Este 208 nos llegó apenas el jueves último y por un instante temimos no llegar a tiempo a Calle Larga. Hemos trabajado arduamente esta semana porque cambiamos de plano el sistema de notas que utilizamos y eso nos demanda una concentración mayor. Empecé siendo conservador para no romper gomas y creo que eso fue clave. Quisiéramos aplicar el mismo concepto en la Etapa 2. No es fácil porque de día hace calor, pero confiamos en mantenernos adelante”.

Entre los menos afortunados figuran Emilio Rosselot-Tomás Cañete (Citroën C3 Rally2, suspensión trasera), Gerardo Rosselot-Marcelo Brizio (Mitsubishi Mirage R5, problemas eléctricos), Tadeo Rosselot-Sebastián Olguín (Citroën DS3 R3, rotura de flexible hidráulico que afecta la transmisión), Nicolás Pérez-Diego Cárdenas (Peugeot 208 Rally4, dirección), Luis Núñez-Carlos Garrafa (Peugeot 208 Rally4, problemas mecánicos) y Felipe Arenas (Peugeot).Harold Cohen-Hugo Gajardo (Peugeot 208 R2, motor).

La segunda etapa también se dividirá en cinco parciales cronometrados. El Chacay 3 será la PE6 a las 9:28. Después de 103,13 km totales y 63,94 de velocidad, los participantes llegarán a la meta a las 15:14 para ser premiados un rato más tarde.

Fotos: Luis Barra/Cristian Lagos