0

Si el Rally de Osorno no tuvo desperdicio en la lucha por la punta de principio a fin de sus tres extenuantes etapas, fue porque Martín Scuncio se convirtió en uno de los principales protagonistas.

El piloto de Point Cola Racing venía de su segundo podio absoluto en el campeonato Copec RallyMobil™ en Quillón, donde había repetido el tercer puesto conseguido hacia fines de la temporada 2019. Lo cierto es que en los ultraveloces caminos de la Región de los Lagos, Scuncio fue incluso más allá: terminó segundo en su mejor actuación a la fecha.

Por ir al máximo (y sin dejar de considerar los 40 segundos de penalización que recibió el ganador Jorge Martínez), el volante radicado en Concepción concluyó una carrera de prácticamente 195 kilómetros contrarreloj a tan solo 5.8s de la punta. Si a esto le sumamos un desliz en la segunda etapa plasmado en un semitrompo, las cuentas indican que Martín, como cualquiera de los tres hombres de vanguardia en el sur chileno el fin de semana pasado, hubiera sido digno merecedor del triunfo.

“Estoy verdaderamente feliz del trabajo que hemos hecho junto a José Luis y todos los integrantes del equipo en Osorno, una competencia que sabíamos que sería de mucha tensión por lo rápida y porque su duración es comparable -o casi- a la de una prueba mundial hoy en día. Seguimos avanzando positivamente. Estoy disfrutando más de los rallies y pasándolo bien arriba del Hyundai i20 R5, incluso cuando terminamos cada tramo entre viernes y domingo respirando fuerte por el promedio constante que desarrolló la carrera este año. Se dio una lucha fenomenal con Jorge Martínez, Emilio Fernández y sus navegantes, lo cual nos enorgullece. Todos cometimos algún que otro error, pero era propio de la extensión del rally y de andar siempre a fondo”, expresó Martín Scuncio.