0

El equipo Castro Yangali Team llegaba al Copec RallyMobil Rinconada-Los Andes con el entusiasmo propio de haber vencido en marzo en la Copa Mobil 1. Sus Škoda Fabia Rally2 Evo aparecían entre los favoritos, pero pronto aparecieron problemas para Alex Heilbrunn, que no largó, y Nicolás Fuchs, que ganó la PE1, pero pronto penó con los neumáticos.

En cambio, Eduardo Castro, quien aquí volvió a ser navegado circunstancialmente por Julio Echazú, aplicó un plan de carrera centrado en ir de menor a mayor mientras se sigue acostumbrando al producto checo, que parece sentarle bien. El peruano acabó cuarto general en gran faena, en el mejor resultado general desde que compite en Chile.

Castro dijo: “Si bien el tema del desgaste del caucho era para todos, lo curioso era ver cómo algunos rivales pasaban esa situación en menor medida y otros en mayor, algunos antes y otros después. Ante la imposibilidad de venir de Leonardo Suaya, me acompañó Echazú, con quien trazamos como plan ir acelerando gradualmente, en tanto y en cuanto los neumáticos nos lo permitieran. Entiendo que esa idea nos salió bien. El Škoda me va gustando cada vez más y eso tiene que ver con que haya podido concluir la carrera en un puesto de vanguardia como es el cuarto, detrás de gente como Pedro Heller, Emilio Fernández y Benjamín Israel. Es la idea demostrar que hay chances de progresar más todavía”.