0

M-Sport está desarrollando pruebas sobre asfalto de su Ford Puma Rally1 en España con miras a su temporada mundial 2022 con el auto híbrido y, aunque Adrien Fourmaux se iba a ocupar mayoritariamente de esa labor, el equipo de Malcolm Wilson está a llevando a cabo sus ensayos con Sébastien Loeb.

El cambio refuerza los rumores de que el francés estaría cada vez más cerca de aprobar su participación con la marca del óvalo en un programa reducido de competencias, que se estima en cuatro salidas.

Los kilómetros que oba a rodar Loeb en Cataluña terminaron siendo más que los previstos, además de que el nueve veces campeón de la especialidad se sentó a los mandos del nuevo coche luciendo un buzo antiflama idéntico al de Craig Breen semanas atrás, que exhibe leyendas referidas al flamante Puma.

Para M-Sport, asegurar a Loeb por lo menos en cuatro eventos es un importante llamado de atención para potenciales patrocinadores, sin mencionar la relevancia deportiva de contarlo en sus filas y, sobre todo, su potencial para desarrollar el modelo.

Las tareas de ir descubriendo más acerca de este coche por parte de su constructor continúan en la tierra, seguramente con Breen al volante.