0

174 días después, este viernes por la noche habrá vuelto al ruedo el Campeonato del Mundo de Rally, dejando atrás el período más extenso sin carreras de su historia.

Tartu, la segunda ciudad más grande de estonia, oficia de anfitriona en el sur del país de la cuarta fecha del calendario 2020, que continúa después del recorte sufrido a mediados de marzo por el Rally de México cuando se había terminado la segunda etapa. El primer tramo estonio será un superespecial urbano y nocturno con una longitud de 1,28 km.

La serie se reinicia con las precauciones contra el coronavirus, con el personal del parque de asistencia rigurosamente controlado. Cuando la carrera se traslada a sus caminos más naturales, a los participantes les esperan especiales con paisajes de bosque, pisos sanos y promedios que están entre los más altos del certamen. En el evento candidato FIA del año pasado, el local Ott Tänak llevó a su Toyota Yaris WRC a un promedio superior a los 120 km/h, algo que hubiera sido suficiente como para entrar en las 20 pruebas del WRC más rápidas de todos los tiempos. Y solo fue un rallye de preinspección. Si el tiempo juega a favor, la velocidad ganadora de este año podría muy bien llegar a ser la más rápida.

Indudablemente, en el estreno mundial de esta competencia que en el pasado se ha disputado nueve veces, el actual campeón acaparará gran parte de la atención, especialmente la del público. A modo de entrenamiento, Tänak viene de ganar el fin de semana último el Rally Lõuna-Eesti a poca distancia de donde la categoría se encuentra en este momento.

Sin embargo, por favorito que sea, el ahora piloto de Hyundai Motorsport se enfrenta a una larga lista de potenciales amenazas, que abarca desde compañeros de equipos a rivales en la clase mayor.

Hay 59 inscritos, incluyendo las divisiones WRC, WRC 2, WRC 3 y Junior, es decir que este rally ofrecerá muchas alternativas para seguir. Justamente es en la clase WRC 3, que admite coches R5, donde el chileno Emilio Fernández será de la partida con el número 30 en los laterales del Škoda Fabia asistido por Toksport-WRT.

Fernández hoy hizo un ensayo con la escuadra alemana, mientras que la prueba optativa que habitualmente se lleva a cabo los lunes previos a la largada, esta vez ha sido trasladada para mañana.