0

Sobre la competencia

A partir de mañana, la décima fecha del Campeonato del Mundo de Rally le devuelve a la categoría, tras un atípico año de ausencia, la acción tan típica de Finlandia (1º al 3 de octubre).

El país que muchos consideran hogar natural de la especialidad por sus caminos y las celebridades de este deporte que allí nacieron siempre tenía su fecha signada en el verano europeo para que su ciudad cabecera, Jyväskylä, recibiera más horas la luz del día. Este año, disputándose el evento dos meses más tarde, no sería exactamente así.

Los colores del otoño tiñen los bosques por donde pasa la carrera nórdica, donde podrían registrarse hasta 15º menos que lo habitual, además de que una superficie más húmeda por la lluvia no necesariamente sería un factor extraño. También oscurecerá antes, con lo cual las luces prendidas y los faros suplementarios estarán al alcance de la mano.

Toyota Gazoo Racing, equipo que tiene su sede en las afueras de la localidad anfitriona, llega a esta clásica prueba de 70 años de vida con Sébastien Ogier cómodo como líder del torneo. 44 unidades más atrás, Eflyn Evans intentará recuperar el terreno perdido últimamente y Kalle Rovanperä tendrá el privilegio poco frecuente de celebrar su 21º cumpleaños (durante la primera etapa) conduciendo un World Rally Car ante su público, exultante todavía por sus dos victorias en Estonia y Grecia.

Esta es la marca invicta en el que antiguamente se conocía como el Rally de los 1.000 Lagos desde que regresaron a la serie mundial en 2017 con el Yaris bajo la gestión de Tommi Mäkinen. A ese plantel, no solo se acoplará el japonés Takamoto Katsuta, sino también el ganador de hace tres ediciones, Esapekka Lappi.

Hyundai Motorsport está a 57 unidades de la firma nipona en la defensa de su título de constructores y necesita una buena actuación del trío de i20 compuesto por Thierry Neuville, Ott Tänak y Craig Breen.

Gus Greensmith y Adrien Fourmaux completan la alineación de la clase superior con los Ford Fiesta de M-Sport Ford Fiesta.

En WRC2, Mads Østberg es el único usuario del Citroën C3 con el que tratará de acercarse a Andreas Mikkelsen y Marco Bulacia, ausentes esa vez. Hay tres Volkswagen Polo para Nikolay Gryazin, Teemu Suninen y Georg Linnamäe, dos Hyundai para Oliver Solberg (junto al inglés Craig Drew, navegante ocho veces campeón estadounidense) y Jari Huttunen y dos Ford para Martin Prokop y Tom Kristensson.

Son 14 los anotados en WRC3, donde predominan los Škoda Fabia de Teemu Asunmaa, Emil Lindholm, Lauri Joona (que asciende a un R5 proveniente de la división Junior), José María López y los brasileños Paulo Nobre con Gabriel Moraes. Con Polo GTI, serán de la partida Eerik Pietarinen y el estonio Egon Kaur entre 55 inscritos.     

El promotor de la fecha renovó esta semana su acuerdo con WRC para extender su presencia hasta 2023.

Lo que hay que saber

Saltos que derivan en largos vuelos de los autos y coníferas cerca del borde de los caminos de gravilla que en sectores transcurre a 190 km/h son elementos distintivos del Rally de Finlandia, corrido por primera vez en 1951.

Muchas de sus pruebas especiales son famosas, aunque tal vez sea la Ouninpohja la que más suena en oídos de todos. Los coches van saltando caso continuamente y enlazando rasantes ciegos con curvas de alta velocidad. Su promedio superar los 130 km/h, prácticamente el límite que tolera la FIA para estas competencias. En 2005, el italiano Gianluigi Gallu voló 58 metros a 172 km/h.

Carlos Sainz fue en 1990 el primer piloto no escandinavo en ganar en suelo finés con su Toyota Celica, pero son las estrellas locales Hannu Mikkola y Marcus Grönholm quienes más veces se impusieron. Con siete victorias cada uno, Mikkola consiguió prevalecer en 1968, 1969, 1970, 1974, 1975, 1982 y 1983 con Ford, Toyota y Audi, en tanto que Grönholm lo emuló en 2000, 2001, 2002, 2004, 2005, 2006 y 2007 con Peugeot y Ford. Markku Alén se quedó con el rally en seis ediciones entre 1976 y 1988.

El itinerario ha cambiado bastante en comparación a 2019 y apenas cuentas con tres tramos idénticos. Tras la largada de mañana por la tarde, las tripulaciones van al súperespecial urbano y mixto de Harju (2,31 km). Después, el rally se traslada al oeste antes de terminar la jornada con un compromiso nocturno, el primero en 27 años.

El sábado, casi la mitad de la distancia a recorrer por el evento se concentra en las proximidades de Jämsä, donde se pasará por Ouninpohja y Päijälä, la sección más larga del fin de semana (22,61 km).

El domingo, la tercera etapa viaja al este para el famoso tramo famoso de Laukaa (11,75 km) y los grandes saltos de Ruuhimäki (11,12 km), cuya segunda pasada da lugar al Power Stage. Serán 19 pruebas especiales y 287,11 km cronometrados.

El lugar

Antiguamente parte de Suecia (desde 1154 hasta 1809) e independiente de Rusia en 1917, Finlandia es una república parlamentaria ubicada al noreste de Europa. Limita al oeste con Suecia, al este con Rusia y al norte con Noruega, además de ser rodeada por el mar Báltico y de llegar a Laponia y el Círculo Polar Ártico. Su capital es Helsinki. Se divide en 19 regiones y cuenta con 5.500.000 millones de habitantes cuyas lenguas oficiales son el finés (más popular) y el sueco, que ya ha caído en desuso en el país.

Su economía es una de las más prósperas del mundo, basándose en los importantes sectores de servicios, así como de manufactura. En su gente, existe un estado de bienestar en medio de una política altamente democrática y con niveles de corrupción que figuran entre los más bajos, por no decir nulos.

Los recursos más aprovechados son los forestales, con elevados niveles de inversión de capitales, máximo desarrollo tecnológico y excelente seguridad para la población. Por los largos meses de frío, los baños de sauna son una costumbre extendida en la cultura finlandesa.

Video: Así se promociona al Rally de Finlandia 2021.