0

Sobre la competencia

Casi ocho meses han transcurrido sin que el Campeonato del Mundo de Rally pise la tierra, desde principios de septiembre del año pasado, cuando Estonia terminó con un paréntesis prolongado de la actividad.

Este fin de semana (20 al 23 de mayo), con el clásico Rally de Portugal, que va por su 54ª edición, esa falta de contacto con el ripio llega a su fin.

El recorrido de la cuarta fecha anual prácticamente copia lo que hubiera sido 2020, cuando la carrera se canceló por la pandemia global, y emula casi enteramente lo que fue el rally en 2019.

Tras la ceremonia de largada mañana (jueves) por la noche en Coimbra, la cuarta ciudad más grande del país y antigua capital, la competencia arrancará el viernes temprano en las famosas rutas agrupadas alrededor de Arganil. Serán 123 kilómetros, incluyendo un atractivo súper especial en el circuito de Rallycross de Lousada (3,36 km). Este día no se permiten asistencias, salvo las reparaciones en marcha, hasta regresar a las 20:00 al parque de asistencia en Matosinhos, localidad que oficia de epicentro de la prueba.

El sábado concentra en dos bucles idénticos de tres tramos cada uno alrededor de las montañas de Cabreira, más al noreste. En esta jornada, aparece el parcial más largo, Amarante, de casi 38 km, así como un tramo urbano costero en Porto Foz.

La ruta del del domingo gira en torno a la muy popular zona de Fafe, con su gran salto antes de la meta y sus multitudes, un sector donde los vehículos vuelan alto, pero tienen que caer bien porque el terreno es abovedado. Fafe cierra la competencia con el Power Stage que otorga puntos extra.

Estas 20 pruebas cubren 337,51 km de velocidad en una distancia total de 1514,07 km.

En lo concerniente a equipos oficiales, Toyota Gazoo Racing estrena aquí el motor revisado de 1.600 cc que es el primero diseñado, fabricado y construido las instalaciones de Toyota Motorsport en Colonia (Alemania) y es la base que llevará a la marca japonesa a la era híbrida de los Rally1 desde 2022.

Tenían listo el impulsor ya para Croacia, pero la escuadra prefirió reservarlo para esta carrera. El director técnico, Tom Fowler, explicó que -a diferencia de versiones anteriores- ahora se preocuparon más por la potencia máxima que por el torque.

Son cuatro de estos ejemplares, conducidos por Sébastien Ogier, Elfyn Evans, Kalle Rovanperä y Takamoto Katsuta.

Hyundai Motorsport acude con Thierry Neuville, Ott Tänak y Daniel Sordo y M-Sport Ford lo hace con Adrien Fourmaux por segunda vez y Gus Greensmith. El británico llevará como navegante, como en Zagreb, al experimentado Chris Patterson, quien antes ha competido con Petter Solberg y Kris Meeke, entre otros.

El líder de la clase WRC2, Andreas Mikkelsen, no será de la partida por haber dado positivo en un test de covid-19 la semana pasada. El noruego, que era el único piloto que había participado en las tras citas anteriores, no podrá defender los 35 puntos de ventaja que tiene antes una oposición muy difícil.

En esa lista están sus compañeros en Toksport, Marco Bulacia con Marcelo Der Ohannesian, Mads Østberg y Eric Camilli, con Citroën, Esapekka Lappi y Nicokaly Gryazin con Volkswagen Polo GTI, Teemu Suninen, Tom Kristensson y Martin Prokop con Ford Fiesta primera prueba de tierra del año. Si estarán el ganador finlandés Esapekka Lappi y Ole Christian Veiby y Oliver Solberg con Hyundai.

Østberg no solamente viene de ganar en Croacia, sino que en 2021 también hace el torneo húngaro y hace poco participó del Rally Therwoolin Boldogko, donde quedó fascinado con el nuevo desarrollo de amortiguadores y del comportamiento general de su C3. Portugal le sienta bien al nórdico, que alcanzó aquí la primera victoria absoluta de su campaña en 2012.

También es masiva la concurrencia en WRC3, destacándose en esa división los Citroën de Yohan Rossel, Nicolas Ciamin, Jan Solans y José Pedro Fontes, los Škoda de Kajetan Kajetanowicz, Emil Lindholm, Chris Ingram y los locales Armindo Araújo, Ricardo Teodósio, Bernardo Sousa y Miguel Correia, el Volkswagen del estonio Egon Kaur y los Hyundai de Bruno Magalhães y Josh McErlean.

Del cuarteto de sudamericanos, dos son participantes chilenos. Alberto Heller y Marc Martí irán sobre un C3 de Tagai Racing Technology al igual que Mads Østberg. Para entrenarse, tomaron parte de una fecha nacional entre el 30 de abril y 1º de mayo, el Rally Terras de Aboboreira, donde fueron novenos absolutos. Ganó Veiby (Hyundai), seguido por los Fabia del español José María López y del campeón europeo ’19 Chris Ingram.

Emilio Fernández y Rubén García, a diferencia de Heller, en marzo no corrieron en la Copa Mobil 1, así que este será su primer evento desde Cerdeña el año pasado.

El portugués André Villas-Boas, reconocido entrenador de fútbol a nivel internacional, es un apasionado del automovilismo que conducirá un C3 Rally2 junto a su amigo Gonçalo Magalhães.

Los anotados Junior son Jon Armstrong, Mārtiņš Sesks, Sami Pajari, Lauri Joona, Martin Koči, William Creighton, Raul Badiu y Robert Virves.

Lo que hay que saber

En muchas ocasiones, los tramos lusos han marcado el inicio de la temporada mundial sobre esta superficie. Históricamente, eso es -de hecho- lo que ha sucedido desde la incepción del torneo en 1973, año en que Portugal ya figuraba en el calendario.

El rally más occidental de Europa tiene 79 inscritos. 11 son World Rally Car. A los cuatro Toyota Yaris, tres Hyundai i20 y dos Ford Fiesta, se agregan el i20 de 2C Compétition para Pierre-Louis Loubet y el Citroën DS3 del particular Cyrille Féraud.

Los R5 son 41 (18 Škoda, 10 Citroën, 5 Hyundai, 4 Ford y 4 Volkswagen).

Participan 26 Rally 4 (los 8 Ford Fiesta de la clase Junior, más otro piloto privado francés y 17 Peugeot 208 con esta configuración.

Ogier está ocho unidades por delante de Neuville y Toyota aventaja a Hyundai por 27 puntos entre los constructores.

Los ganadores anteriores fueron Ott Tänak y Martian Jarveoja con Toyota.

El lugar

Portugal forma parte de la Península Ibérica con España. Tiene como fecha de formación nacional al 5 de octubre de 1143, pero el sitio ha sido flujo de distintas civilizaciones por más de 3.000 años.

Son 10.300.000 habitantes con idioma propio, el portugués. 83% de ellos son católicos. El país se divide en 18 distritos y posee dos territorios insulares en el Oceáno Atlántico, las islas de Madeira y Azores, de donde proviene Cristiano Ronaldo.

Es uno de los 27 estados de la Unión Europea. Su nombre proviene del antiguo vocablo Oporto que sucedió al latín “Portus-Galliae” o Puerto de Galia.

En general, el sitio goza de buen clima mediterráneo y sus principales recursos son el turismo, la pesca, los vinos y los olivares. Es un sitio con amplia tradición en el deporte motor y con uno de los campeonatos nacionales de Rally más fuertes del mundo.