A pesar de la demora mucho más prolongada de lo previsto para recibir desde Francia un flamante Peugeot 208 Rally4, Carlos Prieto se ha mantenido con activo dentro de su propio equipo desde que empezó el año.

Aunque el puertomontino no será de la partida sino hasta la cuarta fecha de la temporada 2022 del campeonato Copec RallyMobil, en medio de sus ocupaciones se ha ocupado de programar cursos y de conseguir en Córdoba (Argentina) un nuevo navegante.

¿Por qué motivo Prieto Competición no se ha visto en acción hasta ahora?

El año pasado estuvimos entre las primeras escuadras en apostar a este lindo concepto técnico todavía novedoso que el Rally4. Cuando terminó el torneo 2021, decidí que quería pasarle mi Peugeot 208 a mi compañero José Quezada y yo continuar con otro a estrenar. José pudo correr en una fecha de Avosur en enero en Los Muermos como para ir conociendo sus reacciones, pero a mí todo se me fue complicando en cuanto a la entrega de la unidad. El retraso en todo tipo de transporte y la falta de piezas en muchas fábricas, más la guerra en Europa, se han sumado como factores para que hasta el día de hoy yo no cuente con mi vehículo. Me lo vienen prometiendo desde hace rato, pero esta semana me avisaron que no llegará a Chile antes del 21 de junio.

¿No encontraste otras opciones para competir?

No podría deshacer el acuerdo con Quezada. Creo que como cliente de Peugeot Sport que soy desde hace largo tiempo, de cuando tenía el 208 R2, no merecía una postergación tan grande. Tenemos todo bien organizado como para volver. También es una pena que “Pepe” haya faltado a las dos primeras, pero por un lado él no quería ir solo y, por el otro, estaba complicado de trabajo. Ahora nos hemos puesto de acuerdo para que él vaya a Chillán. Yo estaré supervisando todo en persona. Extrañaré la posibilidad de sumar buenos puntos para el campeonato, que es un objetivo que seguramente ya no será válido para este año. Lo bueno es que el ejemplar 0km ya viene con algunas actualizaciones que le han hecho, especialmente para tierra, como refuerzos en extremos de dirección, semiejes, un desplazamiento del motor de un centímetro y medio hace un costado para evitar roturas, etc.

¿Hiciste otras cosas para estar activo?

En enero hice un curso con el español David Nafría, junto a los colegas y amigos de Inde Racing. Aprendí un nuevo sistema de notas que me interesaría poner en práctica, pero estoy en dudas sobre si hacer eso pronto o la temporada que viene. Después, conversé con algunos copilotos hasta que definí que será José María Rodríguez quien me acompañe. Rodríguez posee mucha experiencia desde que participaba en 1999 con Gabriel Pozzo. En nuestro país, ha conseguido varios logros con pilotos como Walter Suriani, Ramón Ferreyros y Samuel Israel. Con Pozzo también quiero tomar unas clases para asimilar algo más en cuanto a técnicas de conducción. También he tenido que someterme a una operación por una hernia inguinal, de la que ya me he recuperado. A los seguidores del equipo, les dejo la tranquilidad de que, cuando vuelva, será con el entusiasmo que siempre le hemos puesto a la práctica del Rally.

¿Has seguido los acontecimientos de las fechas en Biobío y Calle Larga?

Sí. Veo que será difícil entrar en ritmo y no quedar relegados en los tiempos porque la cantidad de autos con esta preparación ha crecido de una manera increíble en muy pocos meses. Además, la calidad de los pilotos es evidente y hay un grupo de gente que siempre puede ganar.

AUSPICIADORES