0

Daniel Sordo ratificó lo cómodo que se sientes en los tramos sardos y se convirtió en el primer líder general de la carrera sobre su Hyundai i20 Coupé WRC en compañía de Carlos Del Barrio. El español está volviendo a la actividad en gran forma después de seis meses de no correr.

17,4s es la ventaja de Sordo con respecto a su escolta, el finés Teemu Suninen, quien fue una de las revelaciones de la jornada al mantener al tope de las posiciones durante tres de los seis parciales en los que se dividió esta etapa.

Suninen arrancó la mañana con todo, logrando una ventaja superior a los 12 segundos y medio y un 1-2 para M-Sport Ford en la especial que abría el evento mediterráneo, seguido por su compañero Esapekka Lappi, quien algo más tarde debió detener su Fiesta por problemas de temperatura de motor.

Sordo sacó mejor provecho de la segunda mitad de la jornada, cuando pasó a la punta al ganar en definitiva cuatro tramos. A último momento, Thierry Neuville despojó de la tercera plaza a Sébastien Ogier (Toyota Yaris). El belga, cuyo auto se detuvo por un instante en una curva, está a 35.2s de su colega en Hyundai Motorsport, que eligió bien el compuesto medio para sus neumáticos.

Detrás del cuarto, Ogier, el líder del torneo Elfyn Evans marcha quinto con otro Toyota, desfavorecido por tener que abrir el camino y perder algo de tracción.

Gus Greensmith es sexto, haciendo más experiencia sobre un Fiesta World Rally Car y anteponiéndose a otro piloto joven que apoya la escuadra Hyundai, el francés Pierre-Louis Loubet. Las esperanzas de Ott Tänak de defender su cetro disminuyeron nuevamente al padecer desde temprano problemas de suspensión en el i20 y verse relegado al octavo lugar.

Kalle Rovanperä se sitúa noveno, pero era sexto cuando su Yaris manifestó un inconveniente con la dirección cuando faltaba poco para terminar el día. Décimo general es Oliver Solberg, mejor usuario de un coche R5. Takamoto Katsuta (Toyota) se salió de la ruta y se reenganchará mañana.

Aunque nunca antes había competido aquí, Pontus Tidemand marca el rumbo en WRC 2 con un ŠEvo sobre el cual pudo ampliar cada vez más su diferencia con relación al Ford de Adrien Fourmaux (31.9s). El francés fue tres veces el más rápido, pero un pinchazo lo privó de la punta. El Citroën C3 de Mads Østberg anduvo mucho tiempo solo con tracción delantera, con lo que el noruego perdió más de cinco minutos frente a sus rivales.

También debutando en Cerdeña, Solberg (Škoda) va adelante en WRC 3 por 6.4s sobre el C3 de Yohan Rossel, la misma máquina que conduce el tercero, Nicolas Ciamin y el séptimo, el boliviano Marco Bulacia, primero en los puntos de esta clase y acompañado por Marcelo Der Ohannesian. Bulacia perdió valiosos segundos por culpa de una gima pinchada y frenos que le fallaron.

Este viernes no le reportó particular fortuna a los chilenos. Alberto Heller ubicó a su Ford Fiesta en décima colocación y Emilio Fernándéz rompió la parte delantera de su Škoda Fabia Evo durante la PE3, por lo que deberá reengancharse.

Tom Kristensson manda en la división Junior, llevando a su Fiesta Rally4 a terminar con 50.3s a su favor, seguido por Sami Pajari. A tres minutos, el tercero es el binomio sudamericano compuesto por el paraguayo Fabrizio Zaldivar y el argentino Fernando Mussano. Martins Sesks abandonó con la transmisión rota.

Con un Fabia R5, el brasileño Ulysses Bertholdo no gozó de buena suerte y está bajo regla SuperRally, en situaciones similar a los argentinos Paulo Sorio y Miguel Recalt, que rompieron un semieje de su Ford Fiesta de la clase RC4 en la PE1. También de ese país, Emanuel Biondi sigue en competencia con un Ford R2.

La de mañana es la etapa más larga 101,69 km y otros seis parciales cronometrados, además de una asistencia en Alguer después del cuarto de esos tramos.