0

Kalle Rovanperä y Janne Haltunen llegaron primeros al parque cerrado de la primera etapa del Rally de Acrópolis, novena fecha del Campeonato del Mundo que se lleva a cabo en Grecia.

Los finlandeses de Toyota Gazoo Racing lucharon por la supremacía de este tradicional evento principalmente con Ott Tänak y Sébastien Ogier, pero quedaron adelante con un margen a su favor de 3.7 segundos. Apenas dos décimas más atrás que el mejor Hyundai i20 WRC se ubicó el francés del Yaris, presagiando la que será una puja muy intensa mañana en la jornada más larga de la competencia en los caminos de montaña con fondo pedregoso que caracterizan al país helénico.

A Elfyn Evans se le trabó la caja de velocidades en todos los tramos, menos en el primero. Thierry Neuville, que empata con el galés en los puntos, perdió casi seis minutos con la dirección asistida rota de su i20, así que uno quedó 16º general y el otro 18º.

Rovanperä ganó dos de los cinco parciales previstos en su primera aparición en este rally, mientras que Tänak nunca estuvo en verdad cómodo pese a ser su escolta. El motor de su auto se paró en varias ocasiones y un amortiguador recalentó. Ogier había sido un fugaz segundo, pero retrocedió un puesto al final, desfavorecido por abrir la polvorienta ruta.

Daniel Sordo no estaba lejos con otro Hyundai, aunque una penalización de 10 segundos por saltarse una salida lo retrasó, a pesar de lo cual contiene por 30s al mejor Ford Fiesta World Rally Car ubicado, el de Adrien Fourmaux.

Gus Greensmith es sexto aún habiendo hecho un trompo, sufrir un pinchazo y una pérdida de fluido en un amortiguador. A Pierre-Louis Loubet (Hyundai) también lo afectó una penalización, además de dos pinchazos y la rotura de la dirección cuando no le faltaban muchos kilómetros para terminar la jornada. El galo quedó 31º.

En un brillante puesto general y primero en WRC2 se sitúan el boliviano Marco Bulacia y el argentino Marcelo Der Ohannesian sobre uno de los Škoda Fabia Rally2 Evo de Toksport. Bulacia precede al puntero del certamen, su compañero Andreas Mikkelsen, por 5.4s segundos y por casi 2m al ruso Nikolay Gryazin, que ha dejado de lado el Volkswagen Polo para manejar un Ford.

Se escalonan luego dos contenientes de la clase WRC3, Chris Ingram y Kajetan Kajetanowicz, ambos con el modelo checo.

Bulacia marcó un ritmo fuerte, empezando la mañana en tercer lugar, antes de anotarse tres tramos consecutivos para luego repetir el tiempo más rápido por cuarta vez y tomar una leve ventaja con relación al noruego a su arribo a Lamia. En un principio, había comandado esa categoría Oliver Solberg con un i20 N Rally2, pero el sueco debió parar en la PE4 a reparar un daño no menor que la asestó a la suspensión de su vehículo, mientras que la rotura del eje de transmisión delantero desde temprano fue la causa por la que Mads Østberg corrió solo con tracción trasera en su Citroën C3 Rally2, el cual posteriormente se retiraría por una dura caída de un salto en el parcial de Thiva.

Los suceden en los resultados provisorios Georg Linnamäe (Škoda), Sean Johnston (Citroën) y Martin Prokop (Ford).

El británico Ingram, que no corría desde junio en Cerdeña, estuvo siempre entre los tres más veloces y sacó mejor partido que Kajetanowicz, quien tampoco está muy distante, ya que culminó a 10.4s.

La división muestra a varios Fabia adelante, teniendo en cuenta que Emil Lindholm es tercero a apenas 3.1s del polaco. Cuarto quedó el C3 de Yohan Rossel y quinto el joven paraguayo Fabrizio ZaldÍvar. El local Giorgos Kehagias, sexto, es el mejor piloto local al cabo de 6 tramos.

Mañana se recorrerán otras seis especiales al sur del epicentro de la competencia, con 132,56 km cronometrados.

Video: Rovanperä, Bulacia e Ingram son los primeros del Rally de Acrópolis después de la Etapa 1.