Kalle Rovanperä le arrebató la punta del Rally de Portugal a su compañer de equio en Toyota Gazoo Racing, Elfyn Evans, cerca del final de la segunda etapa, disputada hoy en el norte del país ibérico.

El joven nórdico estaba a casi 20 segundos del galés al promediar el tramo más largo de la carrera y antes de superarlo de manera contundente. Rovanperä ahora llega a la definición de mañana con una ventaja de 5.7s y con ganas de adjudicarse la que sería su tercera victoria consecutiva en Campeonato del Mundo con el Yaris Rally1.

La lluvia caída sobre Amarante, la prueba más extensa del evento, donde el líder del certamen se sintió muy a gusto. Ambos prefirieron un compuesto más blando de neumáticos para conseguir un mejor desempeño en el fondo polvoriento de las montañas de Cabreira contras el duro que eligió la mayoría.

En gran actuación, Takamoto Katsuta avanzó a la tercera plaza para darle a la marca japonesa un eventual podio completo. Katsuta destronó de ese lugar a Daniel Sordo al ser siempre más rápido que el español de Hyundai Motorsport, con la excepción de un solo tramo. Entre ellos, la diferencia es de 5.7s.

Thierry Neuville, con otro i20 N, se encuentra en pleno proceso de remontada, ya que subió dos puestos para acercarse a medio minuto de Sordo.

Equivocándose con el compuesto de caucho, los Ford Puma de Pierre-Louis Loubet y Craig Breen perdieron tiempo, además de que el francés hizo un trompo y al irlandés se le trabó el limpiaparabrisas cuando lo precisó mientras llovía.

Breen mejoró la puesta a punto de los amortiguadores y dio cuenta de su nuevo colega en M-Sport, así que los representantes del óvalo están quinto y sexto.le.

Gus Greensmith (Ford) abandonó por romper la dirección de su auto al golpear un talud, con lo cual Ott Tänak (Hyundai) pasó a ser octavo, precediendo entre los diez mejores absolutos a Adrien Fourmaux (Ford), demorado por un pinchazo, y al mejor coche Rally2, el Hyundai i20 N de Teemu Suninen.

Reenganchados, Sébastien Loeb y Sébastien Ogier volvieron a retirarse; el Puma por problemas con el turbo y el Yaris por salida del camino en el mismo lugar, seguida por un principio de incendio causado por una fuga de líquido de frenos en el escape caliente.

Suninen no solamente retuvo el control en la categoría WRC2, sino que estiró de 17.1s a 30.5s su ventaja por encima del Citroën C3 de Yohan Rossel. El volante galo lo presionó desde temprano, al punto de acortar su margen a menos de diez segundos. Sin embargo, el finés supo tomar distancia de nuevo.

Kajetan Kajetanowicz marcha tercero con un Škoda Fabia, a 1m23.7s, despojando de esa posición al i20 de Oliver Solberg, que terminó engrosando la lista de deserciones por rotura de la dirección.

Figuran tras ellos Chris Ingram, Miko Marczyk y el local y líder del Campeonato Europeo, Armindo Araújo, todos con el modelo checo.

El chileno Emilio Fernández quedó de a pie por segundo día consecutivo al desprendérsele los tornillos sujetadores de la llanta en una de sus ruedas, que se salió en la PE16, que cerraba la programación sabatina.

Las condiciones volvieron a ser impiadosas con varios competidores, como por ejemplo con el paraguayo Fabrizio Zaldivar (Hyundai), Georg Linnamäe (Volkswagen) y Jan Solans (Citroën), quienes con completaron la jornada por diversos daños infringidos a sus máquinas. Un radiador herido ayer durante la disputa del superespecial en la pista mixta de Lousada acabó por complicar el motor del Fabia de Marco Bulacia.

En la división WRC3, Sami Pajari se dirige a su segundo triunfo del año. Como su liderato de ayer, de más de 3m38s se lo permitía, el escandinavo no asumió riesgos innecesarios, no ganó parciales esta vez, pero igualmente le lleva más de cuatro minutos y medio a su compatriota Lauri Joona, que es sucedido en el clasificador por William Creighton.

A la vez, los dos primeros en esta clase lo son también en la Junior, en ese caso con el estonio Robert Virves tercero. Mcrae Kimathi padeció problemas mecánicos otra vez.

Siendo válida esta fecha por la monomarca Copa Peugeot Ibérica, en ella se impuso el uruguayo Andrés Marieyhara con un 208 Rally4.

Mañana, la jornada final del domingo se centra en Fafe, con su gran salto antes de la meta y su multitud. Serán pruebas de velocidad cortas, incluyendo el Power Stage en esa conocida zona.

AUSPICIADORES