0

Tal como empezó mandando desde el Shakedown y la corta apertura de anoche (jueves), Kalle Rovanperä fue capaz de controlar al asedio de sus rivales durante toda la primera etapa del Rally de Estonia, que tras nueve pruebas especiales tiene al joven finlandés como líder.

El piloto de Toyota Gazoo Racing compitió en el campeonato nacional siendo menor de edad y actualmente vive en este país, por lo que es buen conocedor de la zona, algo que demostró al ganar seis de los ochos tramos de hoy. Esa estadística quizás no se refleja en el hecho de que Craig Breen con un Hyundai i20 lo siguió de cerca toda la jornada hasta terminar a 8.5 segundos del Yaris.

El duelo entre ambos impidió que Thierry Neuville y Sébastien Ogier quedaran a menos de un minuto de ellos. Hizo calor en los bosques locales, unos 30º, lo que no sirvió para animar al público, que presenció el temprano abandono de su máximo crédito, Ott Tänak, cuando -después de arrancar la mañana ganando- cayó a la séptima posición por culpa de un pinchazo seguido por una abrupta salida del camino en la cual rompió otros dos, quedando definitivamente a la vera de la ruta.

El belga de Hyundai también anduvo con una goma trasera rota, mientras que el francés manejó con precisión abriendo la carretera para intercambiar lugares sobre el final.

Elfyn Evans (Toyota) es quinto luego de haberse pasado de largo en dos cruces, pero no fue superado por el Ford Fiesta M-Sport de Teemu Suninen, retrasado al pinchar el neumático trasero izquierda y por un problema con la bomba de agua.

Pierre-Louis Loubet llegó séptimo en su i20 privado, dejando a continuación a los R5 del bicampeón europeo Alexey Lukyanuk (Citroën C3), Andreas Mikkelsen (Škoda Fabia) y Emil Lindholm (Škoda Fabia).

Takamoto Katsuta (Toyota Yaris WRC) se retiró siendo un brillante tercero porque su navegante, Daniel Barritt, sufrió una lesión en la espalda tras caer fuertemente de uno de los numerosos saltos estonios. Gus Greensmith detuvo su Ford por inconvenientes de motor.

Mikkelsen, con uno de los autos checos del equipo Toksport, comanda las acciones en WRC2, algo más cómodo (36.5s) desde que el Citroën de su coterráneo Mads Østberg perdió al menos 25s con una rueda desinflada, pasando al frente desde ese episodio. El representante de Tagai Racing Technology tuvo más problemas, considerando que dañó un brazod e suspensión y recibió una penalización de diez segundos tras salirse del camino en el penúltimo tramo.

El Volkswagen Polo GTI de Nikolay Gryazin aterrizó violentamente de un vuelo y rompió una de sus ventanillas, pero su ritmo fue alto y acabó segundo, pero pudo continuar con una pérdida de tiempo mínima.

Adrien Fourmaux con Ford no se les despega desde la tercera plaza, apenas medio segundo adelante del boliviano Marco Bulacia. Jari Huttunen volcó con su Hyundai y Sean Johnston su Citroën. Oliver paró con un recalentamiento en su i20 y Molly Taylor destrozó las partes delantera y trasera de su Fiesta Rally3.

Lukyanuk es el más efectivo en WRC2, compitiendo inusualmente con un Škoda y en su cuarta aparición mundial. El ruso también fue anteriormente campeón nacional en Estonia (2014) y aprovechó esa ventaja, ampliando diferencias hasta resultar 44.6s más rápido que Lindholm.

El local Egon Kaur (Volkswagen) está a menos de seis segundos del nórdico y por encima del polaco Kajetan Kajetanowicz. Fabrizio Zaldívar, de Paraguay, marcha noveno con un Fabia y su compañero de escuadra chileno, Emilio Fernández, fue un cauto octavo durante gran parte de la etapa hasta que fue penalizado con 1m20s por llegar ocho minutos tarde a un control horario. Acompañado por Rubén García, Fernández ahora se encuentra undécimo.

Sami Pajari impuso su autoridad en la clase Junior al ser el más veloz seis veces consecutivas desde anoche. El finés le lleva 12.9s a Jon Armstrong, que superó al eslovaco Martin Koči, tercero en la lista. El líder del torneo, Mārtiņš Sesks, va cuarto.

Mañana se disputarán cuatro tramos a la mañana, los que se repetirán a la tarde para totalizar 132,18 kilómetros cronometrados al norte y sur de Tartu.

Video: Así fue la primera etapa en Estonia con el Toyota de Kalle Rovanperä primero.