La tercera fecha del campeonato Copec RallyMobil en la Región de Ñuble marcará el debut de Santiago Medina en el automovilismo nacional. El piloto de Arauco aportará un Ford Fiesta R2 a la categoría RC4 que incluye a los autos de tracción simple.

Medina viene de hacer experiencia con esa máquina en Avosur. El año pasado, largó una vez con Javier Vidal y cinco más con su hija Claudia. Dos veces subió al podio al ser tercero. Ante la exigencia que afronta ahora, su elección recayó en el experimentado navegante Marcelo Filippi, que lleva en actividad más de 20 años. El cordobés también es familiar en Chile, donde recaló entre 2010 y 2015, período en el que formó parte del equipo Rosselot para acompañar -con victorias generales incluidas- a los hermanos Emilio, Gerardo y Luis Ignacio con los Mitsubishi Lancer Evolution IX y X N4. También intervino junto a Jaime Paredes sobre uno de los coches japoneses.

Santiago Medina dijo acerca de su próxima participación en Chillán Viejo: “Yo corrí casi 20 temporadas en categorías de pista por la zona de Yumbel y Concepción. Me había propuesto que, para cuando mi hija cumpliera 18 años, incursionaría en el Rally, porque ella misma me lo pidió siendo niña. Cuando nuestra actividad laboral creció y me fue posible, adquirí en Castro este Fiesta para ser de la partida con Claudia en tres competencias. Conocía a la gente de Copec RallyMobil porque había trabajado en 2019 en la producción de uno de sus eventos. En enero último, cuando terminó el certamen Avosur, terminé cuarto en los puntos porque en al final de la carrera porque se me rompió un semieje, que sino estábamos para ser terceros. Vamos aprendiendo de a poco y seguramente la recomendación de los organizadores del campeonato de recurrir a alguien con la pericia de Filippi me ayudará mucho. Me acompañará toda la familia, hasta mi padre, que ya tiene 75 años, pero le encanta este deporte”.

AUSPICIADORES