Nil Solans se apuntó su segunda victoria en igual cantidad de apariciones en lo que va del Campeonato Europeo de Rally al ganar anteayer el clásico de las Islas Canarias junto al experimentando Marc Martí a los mandos de un Volkswagen Polo GTI.

Al público local le faltó poco para cantar victoria con uno de los suyos en la tradicional prueba que celebró su 46ª edición. El ídolo de la zona, Luis Monzón marchaba al frente de la carrera asfaltada, tercera del calendario continental, cuando el que hubiera sido su cuarto triunfo en estos caminos se truncó cuando un tornillo del auto se soltó y se incrustó en uno de los neumáticos de su Škoda Fabia, provocando un pinchazo del cual no hubo solución.

El canario de 56 años había aplicado su conocimiento de estos tramos y evidenció estar en gran forma durante todo el fin de semana, pero la suerte estuvo del lado de Solans, que lo seguía de cerca.

A la vez, el catalán se tomó revancha de no haber conseguido presupuesto para correr en las Islas Azores la segunda prueba del torneo después imponerse en la primera, Fafe, también en Portugal. Luego de 13 pruebas especiales, el español totalizó 1h58m57.0s y encabezó un 1-2 para su país, ya que lo siguió en los resultados Efrén Llarena (Škoda, navegado por Sara Fernández) a 11.2s.

Increíblemente, Llarena empató el tiempo con Yoan Bonato, que venía segundo cerca del final con su Citroën C3. El francés estaba 0.7s por delante de Llarena, quien lo alcanzó en el Power Stage y prevaleció en los cómputos al haber hecho mejores tiempos en otros sectores, lo que le valió pasar a la punta del certamen.

Enrique Cruz llevó a su Ford Fiesta Rally2 al cuarto puesto general, siendo el isleño más notable de este año y conteniendo a los Fabia del italiano Simone Campedelli y Pep Bassas, este último debutando en la clase mayor. Campedelli había golpeado su auto contra las barreras después de adjudicarse un tramo y cayó a décimo, pero con el curso del rally se fue recuperando de manera sobresaliente.

Con un Alpine A110 tracción trasera de la división RGT, Emmanuel Guigou fue séptimo. Completaron los diez primeros Javier Pardo, Simone Tempestini y Norbert Herczig, todo con Škoda.

Igor Widlak de Polonia se llevó los honores en ERC3 con un Ford Fiesta Rally3 y Laurent Pellier en ERC4 y Junior con un Opel Corsa Rally4. Entretanto, los argentinos Paulo Soria y Marcelo Der Ohannesian se subieron a lo más alto del podio por segunda vez en lo que va de 2022 en el Trofeo Clio con la máquina de preparación Rally5 y, con ello, aumentaron su ventaja como líderes en la tabla de puntuación. Soria peleó intensamente con Sergio Fuentes, Gianni Cogni y Andrea Mazzocchi. Fue puntero desde el principio y terminó la primera etapa con 11.3s de margen sobre el español, que estiró a 45.1s en la meta al ser el más rápido en cuatro de los seis tramos del sábado.

Largaron 90 tripulaciones y llegaron 57. La próxima fecha será en la tierra de Polonia del 10 al 12 de junio.

AUSPICIADORES