Después de 462 días sin ganar en el Campeonato del Mundo de Rally, Ott Tänak y Martin Järveoja volvieron a lo más alto del podio hoy en Cerdeña, donde consiguieron su tercer halago como integrantes del equipo oficial Hyundai.

Sus triunfos anteriores con la marca coreana había sido Estonia en 2020 y el Ártico finlandés en 2021.

 

Tänak pasó al frente con su i20 N Rally1 en la segunda etapa cuando se retiró el Toyota GR Yaris del líder del primer día, Esapekka Lappi, que golpeó una piedra en el tramo más largo de la jornada intermedia. Desde el principio, pudo luchar por la punta, salvo porque el viernes quedó momentáneamente con tres ruedas motrices para llegar a siete décimas del nórdico.

En los caminos con mucho polvo y rocas de la isla italiana, el campeón 2019 terminó 1m03.2s por encima del irlandés Craig Breen, piloto de un Ford Puma.

El representante de Hyundai Motorsport superó los cuatro tramos de esta tercera etapa sin mayores problemas rumbo a su 15ª consagración en la categoría.

 

Breen empezó la carrera sarda haciendo un trompo, pero a la llegada se manifestó muy contento con su segunda posición. Fue presionado por el i20 de Daniel Sordo, aunque se mantuvo firme, marcando tiempos estables entre los tres mejores.

El español también estuvo a la altura de las circunstancias en una prueba en la que se ha impuesto dos veces en el pasado reciente. Sordo concluyó a 1m33.0s del vencedor después de ir progresando con la puesta a punto de su unidad.

Pierre-Louis Loubet obtuvo el resultado general más importante de su campaña al ser cuarto con otro Puma de M-Sport. Pinchó un neumático inicialmente, pero luego se demostró lo suficiente maduro y veloz como para no dejarse alcanzar por Kalle Rovanperä, a quien mantuvo atrás con una diferencia superior a los 53s.

 

Rovanperä, quinto, fue el conductor del mejor Toyota clasificado tras superar a su compañero Takamoto Katsuta, manteniéndose todavía cómodo como primero en la tabla de puntuación. Gus Greensmith (Ford) acabó séptimo con el último de los coches híbridos del grupo de los diez más efectivos.

Hacia atrás, aparecen vehículos Rally2 como el Škoda Fabia del vencedor en WRC2, Nikolay Gryazin, el Citroën C3 de Jan Solans y el Ford Fiesta de Jari Huttunen.

Thierry Neuville sumo cinco puntos por imponerse en el Power Stage después de reengancharse con el Hyundai. El belga fue 41º a espaldas del también complicado Elfyn Evans (Toyota).

 

Con un Fabia de Toksport, Gryazin prevaleció por 28.0s con respecto a Solans, quien llevó a cabo su mejor actuación mundial en esta división, controlando por 5.1s a Huttunen. El finés destronó del podio por tan solo siete décimas a Chris Ingram al marcar el tiempo más veloz en el Power Stage.

Fue un buen debut con estos autos para Sami Pajari sobre un Fabia que se antepuso al Volkswagen Polo GTI de Eerik Pietarinen. Avanzando constantemente a lo largo de estas tres jornadas el séptimo fue el chileno Emilio Fernández, como en Portugal con Axel Coronado de copiloto y arriba de un Škoda con el que se convirtió en el mejor sudamericano en la meta luego de achicar distancias con el lote de vanguardia y haber sido tercero ayer en una prueba especial.

 

A espaldas de Fernández finalizaron el polaco Miko Marczyk (Škoda) y dos adversarios experimentados, el checo Martin Prokop (Ford) y el belga Freddy Loix. Con diversos inconvenientes, el boliviano Marco Bulacia (Fabia) pudo ser 19º y el paraguayo Fabrizio Zaldívar (i20 N) 22º.

También de Asunción, Diego Domínguez (h) y el canario Rogelio Peñante venían cumpliendo con una tarea excepcional al dominar la clase WRC3 en su primera aparición en esta categoría, pero la mañana empezó con un duro revés de la suerte cuando a 50 metros de la salida del parque cerrado en Alguer se quemó la central electrónica del Fiesta Rally3.

 

Consecuentemente, Jan Černý (de la República Checa) recuperó la punta, siendo el mejor en tres de estos cuatros parciales. Lo escoltó Zoltán László, el otro sobreviviente del lote ante el abandono del italiano Enrico Brazzoli.

El certamen continúa en África para la disputa del Safari de Kenia del 23 al 26 de junio.

 

AUSPICIADORES