0

Thierry Neuville y Martijn Wydaeghe obtuvieron ayer su segunda victoria de 2021 en el Campeonato del Mundo de Rally al imponerse nuevamente en una prueba asfaltada, esta vez en los caminos españoles de Cataluña.

En esta penúltima cita anual, el belga se impuso en ocho tramos con su Hyundai i20 WRC y dejó atrás a Elfyn Evans por 24.1 segundos. El galés del Toyota Yaris capitalizó otro resultado vital en función de sus aspiraciones al trono, que dirimirá en Monza con su compañero Sébastien Ogier. Con 30 puntos en juego, son 17 los que separan a uno de otro.

Como local, fue tercero Daniel Sordo en otro i20. Neuville despojó de la punta a Evans el sábado por la mañana, pero el Power Stage fue escenario de un susto para el nuevo líder, ya que el motor se negó a arrancar normalmente rumbo hacia sector, lo que obligó al copiloto a empujar la máquina hasta el sector del reagrupamiento antes de volver a la normalidad.

Su escolta intentó varios cambios de puesta a punto que no le permitieron recuperar su velocidad del principio, aunque sí contener a un Sordo que se venía con todo y que se adjudicó cuatro especiales y, con ellos, desbancar a Ogier del podio.

Como Hyundai Motorsport hizo el 1-2 en el Power Stage que otorga unidades extra, también la lucha entre los constructores se extiende hasta Iitalia.

Kalle Rovanperä (Toyota) llegó quinto, delante de Greensmith (Ford), Oliver Solberg (Hyundai) y Nil Solans, debutando con un octavo puesto frente a su público en la clase mayor con un i20 WRC de la escuadra 2C Compétition. Redondearon os diez primeros Eric Camilli (Citroën C3 Rally2) y Nikolay Gryazin (Škoda Fabia Rally 2 Evo).

Camilli ganó la división WRC2, en la que Andreas Mikkelsen se proclamó campeón sin ni siquiera disputar la competencia. Fue un pinchazo el día viernes que retrasó lo suficiente al C3 de Mads Østberg como para recortar la ventaja que iba aumentando al francés.

Teemu Suninen acabó segundo en su primera aparición con el Hyundai i20 N Rally2, incluso ganando parciales, mientras que el checo Erik Cais debutó a nivel mundial con Ford Fiesta y lo hizo subiendo al podio.

En WRC3, Emil Lindholm y Reeta Hämäläinen completaron un evento perfecto, dominando con su Fabia de Toksport de principio a fin. Los fineses le sacaron 28.5s a Kajetan Kajetanowicz (Škoda). La faceta curiosa de su participación es que Lindholm ya había disputado el máximo de siete fechas antes de ir a España y, en consecuencia, se anotó como copiloto de Hämäläinen.

Por su lado, el polaco se pasó todo el tiempo batallando con José María López, relegado por problemas de motor. Kajetanowicz marcha al frente del campeonato, donde su principal adversario, Yohan Rossel, todavía espera noticias sobre la apelación de su exclusión en el Rally de Acrópolis.

El irlandés Josh McErlean consiguió entrar en el grupo de ls tres más efectivos con un i20 R5, por encima de Chris Ingram, el experimentado alemán Armin Kremer el paraguayo Fabrizio Zaldívar, sexto junto a Carlos Del Barrio en meritoria tarea.

Con 19 años, Sami Pajari se consagró campeón Junior con el Ford Fiesta Rally4 de M-Sport Polonia. Desde que existe esta categoría, es el más joven en obtener dicho logro y el primero de origen finlandés.

En Salou, Pajari se medía con Jon Armstrong y Mārtiņš Sesks. Aunque el británico comandó las acciones en la Etapa 1, en la siguiente se salió dos veces del camino. En una de ellas, dañó la dirección de su auto y perdió todas sus chances. El letón se estrelló en el tramo Querol – Les Pobles, rompió una rueda y abandonó mientras Pajari se dirigía a una nueva victoria por 15.9s sobre su compatriota Lauri Joona. Tercero fue el estonio Robert Virves.

El monarca Junior podrá elegir entre subirse en 2022 a un Ford Fiesta Rally2 o la versión Rally3 como parte de su paquete de premios.

El calendario termina en Monza del 19 al 21 de noviembre.