0

Felipe Padilla era una figura habitual en el campeonato Copec RallyMobil™ hasta 2018, temporada que le faltó completar por poco a bordo de un Opel Adam R2.

El piloto de Concepción, que también participa en el Cross-Country con un UTV Can-Am, regresa a la misma categoría, ahora a los mandos del Peugeot 208 1.6 que pertenecía hasta hace pocos días a Facundo Opawsky.

Padilla explicó cómo se dio su retorno a la especialidad: “Ayer fue mi cumpleaños y hacía rato que tenía pensando hacerme como regalo volver a correr. Tenía muchas ganas porque me había gustado la experiencia hasta la época del Opel, cuando veníamos peleando por la punta y hasta muy bien en el certamen, pero me surgió un negocio que no podía dejar pasar para mi futuro y tuve que vender el Adam para invertir en él. Ese negocio dio sus frutos últimamente y, entonces, me tenté con el Peugeot que tenía Opwasky en Osorno, que está en excelentes condiciones. Pretendo hacer las fechas que restan hasta fin de año para pasarlo bien. Elegí que me navegue Matías Leiva para que él me ayude a retomar algo de ritmo y en varios sentidos”.

El penquista, aprovechando que en su ciudad es concesionario Can-Am, cerrará 2021 practicando el deporte motor tanto en el Rally de velocidad como en el Cross-Country: “De aquí, iré a La Serena a la segunda cita del todo terreno, pero ahora estoy concentrado en gestionar mi equipo propio con la colaboración generosa de amigos de Concepción, como la gente que también trabaja con Mario Parra, Felipe Arenas y Harold Cohen, así que entre todos nos damos una mano”.

Felipe Padilla lamenta no haber podido probar el 208 aspirado como hubiera querido: “Realmente, no tuve tiempo de subirme al Peugeot, así que mañana en el Shakedown deberé concentrarme para poco a poco irme adaptando. Atravesé algunos problemas de la salud, de los que me repuse, más la pandemia y otras noticias de gente de mi entorno que hicieron ver que no todo en la vida es trabajo y obligaciones, otra de las causas por la que volví a Copec RallyMobil™, independientemente de que gane o pierda, más actualmente cuando hay tantos rivales de peso”.